Por Armando García

Editor y Fundador de Nuestra América Magazine.

América Latina recibe con tristeza la mala noticia de la reelección de Luis Almagro por otros cinco años al frente de la Organización de los Estados Americanos, OEA.

Y digo que es mala noticia, porque Almagro ha demostrado ser un títere de los Estados Unidos y sus lacayos en el continente.

El excanciller uruguayo, que dirige el organismo regional desde el 2015, triunfó cómodamente sobre la dos veces jefa de la diplomacia ecuatoriana María Fernanda Espinosa, por 23 votos contra 10, un resultado ampliamente esperado dado el robusto apoyo que consiguió Almagro de países como Estados Unidos, Chile y Brasil.

La mayoría de los votos, da una clara realidad de como el continente está del lado de quien por décadas ha sido el artífice de golpes de estado, quien ha explotado los recursos naturales a costa del sufrimiento y la explotación de los pueblos originales de Latinoamérica.

Los representantes de los 23 estados, son países que en su mayoría son neoliberales, o en un proceso de adaptar ese modo de gobierno, sistema que ha demostrado ser un aliado del imperialismo de Estados Unidos y más fieles a la política expandida, racista y xenofóbica de Donald J. Trump.

La votación para secretario general, de carácter secreta,   se realizó hace unos días en la sede de la OEA en Washington, pese al pedido de trece países de la Comunidad del Caribe y México que se pospusiera debido a la crisis desatada por el coronavirus. 

Bajo Almagro, la OEA avaló que en las elecciones para presidente de Bolivia de octubre del 2019, fueron fraudulentas lo que ocasionó que en ese país hubiera un golpe de estado. Pero meses después, se comprobó que no hubo tal fraude y que el resultado de las elecciones dando como ganador al expresidente de Bolivia Evo Morales, fueron válidas. Morales tuvo que huir buscando asilo en México y ahora se encuentra en Argentina, preparándose para una nuevas elecciones para el mes de mayo. ¿Volverá Almagro a salirse con la suya, para quedar bien con sus amos imperialistas?

Con Almagro al mando de la OEA por un lustro más, el continente tiene pocas esperanzas de que elecciones, reformas sociales, nacionalismos; etc., realmente resulten exitosos permitiendo así, que se sigan imponiendo gobiernos golpistas y entreguistas a las grandes corporaciones ajenas totalmente a las causas y necesidades populares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here