El país sudamericano tiene un millón y medio de practicantes en todo su territorio, por lo que no era de extrañar la visita de los grandes maestros del taekwon-do. Referentes de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, y Tucumán tuvieron el privilegio de formar parte del proyecto de capacitaciones, que según adelantaron las autoridades, continuará durante los próximos años.

El Taekwondo tiene su génesis en la piedra fundacional del General Choi Hong Hi, cuando en enero de 1946 le enseñó su arte marcial a los soldados estadounidenses y en 1954 fundó su propia escuela Oh Do Kwan. El tèrmino Taekwon-do Procede el coreano tae (pies), kwon (brazos) y do (camino hacia la perfección), una técnica que no apela a ningún tipo de armamento.

Existen dos clases de variantes de este arte marcial. La World Taekwon-do, (asociada a la Federación Mundial) y la International Taekwon-do Federation, ambas corren por carriles diferentes. La primera es de carácter olímpico y prioriza el combate físico pleno, el uso de movimientos mucho más elásticos, continuos y circulares. Por el contrario la ITF abarca un mayor predominio de ataques sencillos y directos, el porcentaje en el manejo de manos y pies es de cincuenta y cincuenta por ciento.

El vicepresidente de la ITF por América, Adolfo Villanueva, y el presidente del Concilio Panamericano, Osvaldo Ríos Olivero, llevaron a cabo una triple jornada de capacitaciones, acompañados por el entrenador de la Selección Argentina, Gustavo Burgos. El proyecto de las jornadas a largo plazo responde al fortalecimiento de los valores que inculca este arte marcial.


El Concilio Panamericano, en conjunto con la Federación Internacional de Taekwon-do dieron seminarios en Buenos Aires. La iniciativa busca capacitar y fortalecer los valores que inculca este arte marcial. Este mes, la Selección Argentina afrontará el Mundial de Bulgaria.

“Es la primera vez que doy un curso en Buenos Aires, la iniciativa fue excelente”, enfatizó Villanueva, quien también es presidente de la Federación Argentina de Taekwondo. El WT está negociando con ITF de Corea del Norte para ver si podemos trabajar en conjunto. En el comité ejecutivo de este mundial se va a resolver si en los próximos Juegos, el Taekwondo ITF puede entrar como exhibición en tul.”, reveló en el Instituto de las Culturas Brown, ubicado en el sur del Gran Buenos Aires.

Gustavo Burgos y su Instituto Mu Deuk Kan fueron claves en la organización. El seleccionador argentino dirigirá en el Mundial de Bulgaria, que se realizará del 24 al 30 de agosto. “Pese a la situación económica, contamos con una delegación de numerosos competidores. Tenemos pasión. Hay personas que venden coches y rifas para poder cumplir un sueño”, afirmó el coach. Además mencionó la importancia de los grandes líderes. “Los avances son una consecuencia de la línea que nos bajan nuestros maestros. Ellos dan seminarios por el mundo. Es un trabajo de equipo”, deslizó.

La performance del entrenador fue destacada durante la jornada por las máximas autoridades de las federaciones del Taekwondo. “Cumplió con ciertos requisitos desde el punto de vista técnico, humano, filosófico y disciplinario. Supo contener al atleta en determinados momentos. Tiene que lidiar con los mejores de cada categoría y por ende con sus egos. No es para cualquiera”, recalcó Osvaldo Ríos Olivero.

Gustavo Burgos tiene buena reputación en la escena. “Le dio muchos logros al continente, varias medallas de oro y plata. Cuando vamos a un campeonato mundial no representamos solo a un país. Es una persona excelente, con una humildad impresionante, sabe lo que dice y respeta a los mayores y niños”, destacó Adolfo Villanueva.

Para finalizar la conferencia el Gran Máster Ríos Olivero remarcó los valores principales del Taekwondo. “Se busca la calidad de vida. Funciona como herramienta de construcción social, lo deportivo es una excusa. El cimiento son las formas”, aclaró y diferenció: “El conocimiento es lo que sumo a través de la transmisión, pero conocimiento más experiencia es igual a sabiduría.”

“No es solo transpirar la indumentaria hacia afuera, hay que transpirar hacia adentro, la mente y el espíritu. Nos lleva a una sociedad en paz, con mayor justicia y una fuerte cultura

moral”, concluyó. En la espera del mundial, los practicantes vivieron una triple jornada inigualable. El proyecto continúa y en los próximos años se llevarán a cabo nuevas capacitaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here