¿Cómo queremos que sea pasear por Málaga, trabajar aquí, vivir en esta ciudad o visitarla? Es la pregunta con la que arranca el ciclo de pensamiento artístico ‘Málaga. Equilibrios’, que comienza el próximo viernes 29 de abril y en el que seis artistas vinculados a Málaga imaginarán cómo sería una ciudad más vivible. Organizado por el Museo Carmen Thyssen Málaga en colaboración con la Fundación General de la Universidad de Málaga, la iniciativa persigue cuestionar y repensar el modelo de ciudad desde la perspectiva de la reflexión artística, a través de las creaciones y la conversación con artistas de campos tan variados como la creación visual, la poesía, el dibujo, la pintura, la interpretación o la fotografía.

Así, a lo largo de los próximos seis meses los artistas Elo Vega, Beatriz Ros, Pepo Pérez, Chema Cobo y el colectivo Dos Bengalas, conformado por Alessandra García y Violeta Niebla, presentarán en el marco de la pinacoteca malagueña sus propuestas de ciudad, con producciones originales creadas para cada sesión, acompañados por el profesor de la Universidad de Málaga Sebastián Escámez, quien ha ideado el ciclo en colaboración con Eva Sanguino, responsable de Educación y Acción Cultural del Museo Carmen Thyssen Málaga.

“Queremos reconsiderar todas las posibilidades de Málaga sin desechar ninguna, siendo razonables, pero sin despreciar lo que a día de hoy nos parece un disparate. Este planteamiento está en consonancia con lo que hacen los artistas: la manera de razonar propia del arte es simultanear opciones, más que elegir entre ellas. Por eso, hemos propuesto a seis artistas una creación sobre qué supondría una Málaga más vivible, y será a partir de ahí y volviendo ahí que hablemos del asunto”, explica Escámez, que presenta y dirige el ciclo de charlas ‘Reinventando la vida en común’, organizado por la Fundación General de la UMA y antes coordinaba y presentaba en La Térmica los ciclos ‘Reivindicaciones de la quietud’, ‘A morir también se aprende’ y ‘Espiritualidades’.