El Boletín Oficial de la Provincia recoge hoy la suspensión de los Premios a los mejores aceites de oliva virgen extra que organiza la Diputación de Málaga y que este año cumplirían su XIX edición. Ante la imposibilidad de llevar a término el concurso debido a las restricciones impuestas por el Ministerio de Sanidad, la Delegación de Desarrollo Económico Sostenible, a través de su marca promocional ‘Sabor a Málaga’ ha decidido invertir la cuantía de los premios, que asciende a 15.000 euros más IVA, en comprar a cada una de las almazaras la cantidad de 1.000 euros en botellas de 250 mililitros, que serán destinadas por la Diputación a actos protocolarios.

El ente supramunicipal ha considerado que un retraso en la celebración del premio hasta fechas más allá del mes de mayo, podría afectar a las características y cualidades de las muestras recogidas hasta principios de marzo y desde la publicación de la convocatoria el pasado 7 de enero.

Así se lo ha hecho saber, mediante una carta, a todas las almazaras participantes el vicepresidente primero de la Diputación de Málaga y responsable de la marca ‘Sabor a Málaga’, Juan Carlos Maldonado. “Nuestras almazaras necesitan desprecintar los depósitos para que puedan disponer del aceite para su comercialización y no sería justo que aceites con una calidad tan alta no salieran al mercado conservando las características organilépticas que caracterizan a los AOVES de nuestra provincia,” ha dicho.

La celebración del acto de cata y fallo del jurado estaban previstas para el 13 de marzo pero tras la declaración oficial de pandemia por la OMS y la rápida extensión del virus, no fue posible la asistencia de los miembros del jurado, quedando así en un principio aplazada la celebración del certamen que finalmente ha tenido que ser anulado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here