Por Armando García

Editor y Fundador de Nuestra América Magazine

Esta sema en Norteamérica, los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá anunciaron su interés de cerrar parcialmente el acceso a Estados Unidos por sus respectivas fronteras terrestres para evitar el contagio con posible personas portadoras del COVID-19.

Primero fue Canadá, a través de su primer ministro Justin Trudeau, que dijo que impedirá los viajes no esenciales para limitar la propagación del Coronavirus. Y por último el anuncio fue México, quien lo dio a conocer a través de su Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Credito: SRE.gob

Desde el miércoles pasado, Trudeau y el presidente Donald Trump anunciaron que estaban trabajando en un acuerdo mutuo para cerrar la frontera al turismo y los viajes recreativos. La frontera permanecerá abierta al comercio, y Trudeau aseguró a los canadienses que las entregas de alimentos, combustible y medicamentos continuarían.

Michael R. Pompeo, Secretario de Estado de EE. UU. y su homólogo Ebrard, habían mantenido conversaciones para conseguir el mismo acuerdo que con Canadá.

“Hablamos sobre la coordinación de un plan para restringir los viajes no esenciales a través de nuestra frontera compartida en respuesta a la pandemia de COVID-19”, dijo Pompeo. “Discutimos la importancia de crear una estrategia norteamericana uniforme para reducir los riesgos de salud pública para nuestras comunidades y abordar de manera más eficaz los desafíos en aumento de manera conjunta”.

Los dos cancilleres también discutieron formas de reducir el impacto adverso que la crisis COVID-19 está teniendo en la economía y priorizar la continuación del comercio esencial transfronterizo.

“Nuestra preocupación ha sido, y es, que las medidas que se tomen para reducir la posible propagación del virus no afecten de manera, afectan a todos, pero que no afecten de manera decisiva la actividad económica y el empleo de las personas, sobre todo las personas que viven al día o que están en una situación más vulnerable”, dijo Ebrard en conferencia de prensa.

“Y también porque es evidente que la frontera de México con Estados Unidos no es lo mismo que la frontera de Estados Unidos con Canadá”. Aclaro El Secretario. “Canadá solicitó a Estados Unidos, según se nos informó, medidas en su frontera en virtud de que el número de casos en Estados Unidos es mayor al número de casos en Canadá”.

En el caso de México, según el canciller mexicano, lo acordado con EE. UU. Fue con el interés de no se vayan a afectar actividades sustantivas para la economía de México y Estados Unidos, y de la región fronteriza.

Todas las actividades, en primer lugar, de comercio, transporte de mercancías, movimiento logístico que tiene que ver con la actividad comercial no tienen afectación.

Todo lo que tiene que ver con las personas que trabajan en los Estados Unidos y que tienen esa autorización todos los días para moverse de un lugar al otro tampoco van a resultar afectados, eso es lo que ya hemos dejado muy claro.

Por supuesto, todo lo que son servicios indispensables, incluyendo compra de medicamentos, servicios de emergencia.

Hay que esperar como el T-MAC o USMCA, que es el tratado comercial entre las tres naciones, ayudara a mitigar las pérdidas que pueda ocasionar la pandemia. Los tres países ya consiguieron su aprobación ahora hay que ponerlo en vigor. USMCA es un gran negocio para los tres países, ya que abre en gran medida los mercados a agricultores y fabricantes, reduciendo las barreras comerciales a los EE. UU. Y unirá a las tres Grandes Naciones en competencia con el resto del mundo.

También habrá que ver el impacto que tendrá en los tres países, en lo que respecta al comercio al menudeo, ya que a esta redacción, nos reportan que los comercios en la franja fronteriza del lado estadounidense están totalmente cerrados. No hay actividad comercial, la gente encerradas o en cuarentena, por el miedo de ser contagiados si tiene contacto con el exterior, es decir fuera de sus hogares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here