Se conectan al servidor de la Universidad de Standford, donde se buscan fármacos para combatir la enfermedad

El grupo de investigación BioSIP de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de la Universidad de Málaga ha decidido durante estos días donar casi toda la potencia de cálculo de sus recursos de computación a la lucha contra el COVID-19 y para ello ha facilitado su conexión con el servidor de la Universidad de Standford, donde está el genoma del virus, y donde se estudian los fármacos que podrían hacerle frente.

Para ello, ha cedido la citada potencia de cálculo de los citados recursos (cluster HPC y GPUs) para la simulación de potenciales proteínas diana del SARS-CoV-2 (virus que causa el COVID-19), mediante la conexión con el servidor de Standford

Según explica Andrés Ortiz, responsable de este grupo de investigación, “es una pequeña contribución para que se puedan desarrollar fármacos más rápidamente”.

Esta operación responde a la llamada que Nvidia ha realizado a todos los investigadores que cuentan con GPUs para que participen en el proyecto colaborativo ‘Folding at home’ para luchar contra el coronavirus COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here