dereporteros.com – México.

Mientras la propagación del Coronavirus (COVID-19) avanza a paso lento en México, según las autoridades del sector Salud, la desesperación, enojo y hasta pánico del personal médico en clínicas y hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo hace a paso redoblado.

Este jueves, médicos, enfermeras, camilleros y radiólogos, entre otros, del IMSS en Zacatecas, difundieron un video a través de redes sociales, en el que acusan al director de esta noble institución, Zoé Robledo, de asegurar que no pasa nada. «Si esto va a seguir así, pues que abran todo. Si Zoé Robeledo dice que no pasa nada, pues que venga toda la gente, así de fácil. Nosotros estamos aquí para trabajar, para cumplir con nuestro trabajo y defender a nuestros pacientes», señaló el médico denunciante.

Al cuestionarle si con la falta de insumos que requieren peligra la vida del personal médico, de los pacientes, dijo: «De todos. Ahorita vino un compañero de inhaloterapia que es el que lleva los respiradores a todos los pacientes que están enfermos con el COVID-19. Si usted lo ve solo porta con un traje quirúrgico y un bozal, porque no es un cubreboca. No protege este, y lo dice el fabricante, no protege al virus. Y todos mis compañeros están en riesgo de ello, y más los de urgencias».

Destacó: «Las peticiones que tenemos en concreto es: que si va a darse la consulta que la abran para todos».

Añadió, «¿Los compañeros de traumatología quieren comentar algo?, señaló el médico, y uno de ellos dijo, «si todo está normal, si no hay ningún riesgo y quieren que trabajemos normal, entonces que nos aseguren que no hay ningún riesgo, que todo está normal, que no hay contingencia en fase 2, y entonces trabajamos».

El médico denunciante destacó, «es muy importante, no nos negamos, para eso estamos. Nuestra preocupación es que todos los derechohabientes, si se infectan ellos, este hospital no tiene la capacidad de atenderlos, por favor. Y luego, aquí hay un factor muy importante, si alguno de  los derechohabientes se llega a infectar y llega a fallecer, Dios no lo quiera, y llega a fallecer ¿quién tiene la culpa? ah, pues el médico.

El médico tiene la culpa porque el médico lo mató. No señores, el problema es institucional y la responsabilidad es del Instituto Mexicano del Seguro Social, mientras no de lo adecuado y que la sociedad sepa, todos estamos en riesgo, todos».

Dijo que no hay protocolos para atender la emergencia sanitaria, «no lo hay, a nadie han capacitado. Los compañeros de urgencias ahorita no vienen (a manifestar sus inquietudes) porque ya les dijeron que si vienen los van a castigar. Esa es la cuestión», concluyó.

Desde la semana pasada, personal médico de diversas clínicas y hospitales en la Ciudad de México se han manifestado, cerrando vialidades para hacer saber a la sociedad que no cuentan con insumos ni protocolos para atender a los enfermos contagiados con este virus, manifestaciones que empiezan a replicarse en diversos estados y, casi todos, de trabajadores del IMSS.

Aunque el descontento no es nuevo, ya desde hace un año los médicos han estado denunciando la falta de medicamentos para atender a personas con cáncer, principalmente niños, lo que las autoridades sanitarias ignoran y mientras a los medios les aseguran que ya compraron las medicinas, en los hospitales no aparecen.

Este es el panorama real de lo que vive el Sector Salud a nivel nacional desde que llegó López Obrador a la Presidencia, quien con el gastado argumento de que había corrupción en todos lados, suspendió la compra de medicamentos, insumos, despidió a cientos de médicos con diversas especialidades, a enfermeras, camilleros y, hoy que enfrentamos una situación crítica con el COVID-19, todos los mexicanos estamos en peligro y, lo peor, en manos de ineptos, mentirosos, mediocres y arrogantes que creen saben más que los científicos, más que los especialistas, más que nadie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here