La Colección del Museo Ruso vincula de nuevo su programación a la de MaF (Málaga de Festival), que hasta el 14 de marzo celebra su séptima edición como antesala cultural del 22 Festival de Málaga. En el marco de esta colaboración, que tiene por principal objetivo impulsar la creación artística de la ciudad, se inaugura en la Colección del Museo Ruso la intervención La mirada lateral del artista Emmanuel Lafont  (Buenos Aires, 1980), que fue seleccionada  por concurso abierto por una comisión formada por representantes de la Colección del Museo Ruso y Málaga de Festival.

La mirada lateral  busca ofrecer alternativas en la estructura de los modelos artísticos –obra, continente, espectador- al tiempo que ofrece una reflexión sobre los límites de nuestra mente y nuestra mirada El pensamiento lateral, término acuñado por Edward de Bono en 1967, se emplea para resolver problemas de manera creativa.

El pensamiento lateral es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, indagar en lo que será ignorado por el pensamiento lógico, lo que hace que se caracterice por producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual. En ese sentido, destaca la zona de reflexión hacia la que Lafont quiere llevar a su obra y al espectador: el museo, que acoge artistas icónicos de diferentes épocas, deja de ser un contenedor de obra y se convierte en un espacio vivo, en el que se preserva y se fomenta la creación.

La mirada lateral  busca ofrecer alternativas en la estructura de los modelos artísticos –obra, continente, espectador- al tiempo que ofrece una reflexión sobre los límites de nuestra mente y nuestra mirada El pensamiento lateral, término acuñado por Edward de Bono en 1967, se emplea para resolver problemas de manera creativa. El pensamiento lateral es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, indagar en lo que será ignorado por el pensamiento lógico, lo que hace que se caracterice por producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual. En ese sentido, destaca la zona de reflexión hacia la que Lafont quiere llevar a su obra y al espectador: el museo, que acoge artistas icónicos de diferentes épocas, deja de ser un contenedor de obra y se convierte en un espacio vivo, en el que se preserva y se fomenta la creación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here