El Pan de Muerto, tradición de México

0
370

En una mañana fría de noviembre, temprano se comienza preparar la masa madre que es parecida a la levadura; el proceso para elaborar este primer paso es de aproximadamente dos o tres horas y después se prepara la masa del pan de muerto.

La sal, azúcar, masa y leche se mezclan para crear una perfección que se deja reposar por cinco largas horas. Después, con un toque de amor y más azúcar, se comienza a pesar y bolear para hacer los huesitos de este riquísimo alimento.

Las horas pasan y el proceso no termina, pues la fermentación dura de 20 a 30 largos minutos.

El horno comienza a calentarse y 18 minutos más tienen que pasar para alcanzar una temperatura de 200 grados… Al terminar este proceso, se deja enfriar y se comienza a derretir mantequilla con un poco más de azúcar para endulzar el día de muertos en los distintos rincones de México.

Autoría: Alumnos FACICOM UVAQ Morelia, México.